martes, 7 de diciembre de 2010

A un año de la Huelga en la OEA las Razones siguen vigentes

25-11-2009

Estimado Secretario General Insulza.

Saludos, le escribe Julio Rivas el estudiante venezolano que recientemente se reunió con usted. En vista que desde la ultima visita a Washington en Venezuela las cosas han empeorado en el tema de derechos humanos, hoy en mi país los estudiantes nos mantenemos en una huelga de hambre, solicitando la autorización del gobierno para la entrada de la CIDH.
Hasta ahora llevamos mas de 100 horas sin ingerir alimento y los estudiantes que se han desmayado y descompensado se han negado a retirarse hasta cumplir el objetivo.
Veo en usted una esperanza para intentar llegar a un feliz termino de esta huelga, tanto por las presiones que pueda ejercer para que el gobierno autorice la entrada o como para que usted sea parte protagonista de esta solución.
En estos días he venido leyendo la carta democratica interamericana y encontré en el artículo 3 que "son elementos esenciales de la democracia representativa entre otros el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales, así como la separación e independencia de los poderos públicos" y en el artículo 18 el cual le permite a usted previo consentimiento del gobierno disponer visitas a los países miembros para hacer análisis de situaciones que pudiesen afectar con el desarrollo democrático.
Siendo que el elemento esencial a la democracia es el respeto a los derechos humanos y la independencia de los poderes públicos, y tomando en cuenta que el gobierno no autoriza la visita de la CIDH para constatar esta situación, ello amerita definitivamente que usted con la conformidad de las referidas normas visite a Venezuela.
El día de mañana le presentaremos un documento formal ante la embajada, donde permanecemos en huelga.
Le pido señor secretario en nombre de la juventud que anhela vivir en un país donde el respeto por los derechos humanos y el estado de derecho sea la norma, que nos ayude, le pido en nombre de los venezolanos que reveindique el valor de ese organismo internacional que representa, atento a su respuesta.

Julio Cesar Rivas Castillo
__________________________________________________________

26-11-2009

Sr. Julio Rivas
Caracas
Presente


Estimado Don Julio:

Lamento mucho la situacion que se ha producida y me permito interceder ante Uds. para dejen una huelga de hambre que pone en peligro su salud y, me temo, tiene objetivos dificiles de obtener. Ud bien recuerda que yo he senalado, al igual que nuestra Comision de Derechos Humanos, que no es posible una visita de ella a un pais sin invitacion del gobierno de ese pais. Es ciertamente una limitacion para la accion de una Comision que deberia desempenarse con total autonomia, pero es asi y no creo que sea modificado en el futuro.

Ud recuerda bien dos articulos de la carta Democratica Interamericana y, como Ud mismo lo cita, sabe que para poder ir en mision en virtud de esa Carta, el Secretario General tambien debe contar con el consentimiento del Gobierno. Cito y subrayo lo que Ud manifiesta " el artículo 18 el cual le permite a usted previo consentimiento del Gobierno disponer visitas a los países miembros para hacer análisis de situaciones que pudiesen afectar con el desarrollo democrático".

No veo entonces como Ud, en el parrafo que sigue me pide que "de conformidad con las referidas normas" yo visite Venezuela. lo que dice la "referida norma" es que para hacerlo tengo que tener el consentimiento del Gobierno. Es decir, es una situacion similar a la de la Comision de Derechos Humanos.

Por eso le digo que creo que la postura de Uds debe ser revisada. la Comision emitira proximamente un informe sobre la situacion de derechos humanos, aunque la visita no haya sido posible. Les ruego sinceramente que no sigan arriesgando su salud; Uds. son jovenes y tendran muchas oportunidades de manifestar sus ideales, sin recurrir a medidas extremas que no resolveran la situacion esta vez.

Por mi parte, le prometo, como hasta ahora, seguir de cerca el desarrollo de los hechos y hacer todas las gestiones que sean posibles para alcanzar alguna solucion satisfactoria. pero entretanto, le ruego que no arriesgue su salud y la de sus companeros.

Atentamente

Jose Miguel Insulza
____________________________________________________________
02-12-2009 (despues de otras tantas)

Honorable Secretario General Insulza

Ante nada un saludo afectuoso desde mi difícil situación, le escribo en esta oportunidad para consultarle de como le ha ido con las conversaciones con el gobierno venezolano.
Quisiéramos saber para tener claro donde estamos pisando, mis compañeros graves de salud, en mi ciudad Valencia 2 compañeros fueron hospitalizados con insuficiencias renales, daños irreversibles en los riñones, aquí en Caracas a pesar de que algunos están graves se niegan a ser retirados y han firmado el tratado de malta.
Le reitero que estamos comprometidos en rescatar el respeto por los principios y valores democráticos, y esto incluye un sacrificio por reafirmar nuestra lucha por los Derechos Humanos, le debemos a los compañeros que ya han marcado sus vidas con problemas de salud que van a permanecer por siempre, conquistar logros en pro de los principios que hemos perseguido, hay estudiantes que han radicalizado y permanecen en huelga solamente consumiendo agua sin ningún tipo de suero.
Dr. Insulza, entendemos todas las trabas diplomáticas y sobre todo los obstáculos de un gobierno tan necio como el nuestro, pero le pido en nombre de la juventud, de los estudiantes y sobre todo de un pueblo violado, que haga todo a su alcance por demostrarle a esta sociedad que la democracia si tiene mecanismos para defenderla de aquellos que pretenden ultrajarla.
Con respeto,

Julio Cesar Rivas Castillo
___________________________________________________________________
02-12-2009
Estimado Sr. Rivas:

He hecho algunas consultas para ver de que manera podemos resolver las demandas de Uds., en el sentido de una visita a Venezuela de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA o, en su defecto, de una misión de alto nivel de la misma Organización. Estoy, en este momento a la espera de respuesta a estos planteamientos.

Sin embargo, para evitar crear expectativas equivocadas, quiero decirle que me han aclarado que la oposición a la visita de la CIDH no tiene que ver solamente con la eventual presencia en ella del Secretario de la Comisión, Sr. Santiago Cantón, sino con evaluaciones negativas más generales sobre el trabajo de la Comisión por parte del Gobierno. Lo que quiero decir con esto es que con la simple exclusión de una persona no resuelve el problema (en realidad, el Secretario de la Comisión rara vez participa de las visitas). La decisión es política y, por consiguiente, puede tener una mayor demora.

Demás está reiterar que esta Secretaría quisiera que todos los países miembros reciban las visitas de la Comisión y acaten sus decisiones, lo cual permitiría fortalecer efectivamente la vigencia de nuestro Sistema de Derechos Humanos, uno de los mayores valores de nuestra Organización. Pero también a la Secretaría y a la Comisión les cabe acatar las normas que las rigen y ellas disponen que las visitas de la Comisión (y también de la Secretaría General en la Carta Democrática Interamericana) deben ser aceptadas por el Estado respectivo.

Por estas razones, una vez más, les pido que desistan de una medida de presión tan extrema como la huelga de hambre para exigir algo que puede no ser resuelto en plazo breve. Uds. pueden tener la certeza de que seguiremos insistiendo sobre este tema con las autoridades de Venezuela, pero por lo mismo les ruego deponer su actitud, que sólo puede causar daño a Uds. y sus familias.

Atentamente

José Miguel Insulza
_________________________________________________________________

Estimado Secretario General Insulza

Agradezco mucho su respuesta y las gestiones que esta realizando. Sin embargo deseo reiterarle que quienes hemos asumido esta huelga de hambre como medio de protesta, no estamos jugando ni cederemos en nuestro propósito sólo porque el Gobierno venezolano se niegue a cumplir responsablemente con sus deberes ante organismos internacionales de los que es miembro activo.
Como bien dice usted, este es un problema político, pero más que eso es un problema de justicia y de la defensa de valores universales que casi nadie cuestiona en el mundo.
Dicho esto, hay que reconocer que la organización de la cual usted es Secretario General tiene una enorme deuda con Venezuela, país que anteriormente fue reconocido como propulsor de principios y practicas democráticas en el continente. No tenemos que haber vivido mucho para detectar lo acobardado que están muchos países y lo cómplice que son otros ante los desmanes del régimen que destruye a Venezuela. Le confieso que hubiese esperado una respuesta más contundente de parte suya. Antes de nosotros nacer Venezuela dio cobijo a miles de personas, incluso chilenos que huían de la dictadura. Me cuentan que ese apoyo se brindo sin condiciones y sin titubeos, que lamentablemente percibo en esta ultima comunicación suya.
Al final Sr. Secretario, lo que tenemos enfrente es sencillo. O claudicamos ante quien nos oprime y nos conduce al desastre, o nos jugamos inclusive la vida por preservar el bien colectivo. Nuestra respuesta a la agresión y al abuso repetitivo es pacífica pero firme. Nuestro compromiso es mejorar las condiciones para todos los venezolanos y si en este propósito perdemos la salud o la vida bien vale la pena el esfuerzo. De que sirve vivir en un país donde la vida ya no vale nada, donde la esperanza es solo un espejismo y donde un gobierno se mofa a diario impunemente del sufrimiento de los ciudadanos.
Le solicito formal y respetuosamente, que continúe realizando sus gestiones, recordando la alternativa en la cual usted mismo pudiera encabezar la visita, que haga públicos sus requerimientos al Estado venezolano y que de fe al mundo de las razones por las cuales el gobierno de Hugo Chávez rehúye a sus obligaciones como integrante del sistema interamericano.
Yo por mi parte daré a conocer públicamente nuestro último intercambio de correo por considerar que representan una primera, importante pero incompleta respuesta a nuestros requerimientos.

Atentamente,
Julio Cesar Rivas Castillo

______________________________________________________________

Luego de esto, una comisión de alto nivel de la OEA visito a los huelguistas que permaneciamos en la embajada de la OEA en Caracas (07-12-2009) y se comprometiron publicamente con los huelguistas a que el secretario Gral de la OEA visitaria Venezuela entre enero y febrero de 2010.

Líder juvenil antichavista lanza duras críticas contra Insulza: "Se ha hecho el mudo"


Miércoles 24 de Noviembre de 2010
Fuente :La Segunda
“Ha visitado Venezuela para hacer lobby y seguirle el juego a Chávez, pero nada más”, reclama el joven político, quien revela que el secretario general de la OEA le dijo que "estaba agotado de hacer pronunciamientos y que Chávez le responda con insultos".
Cuando Julio César Rivas Castillo aparece en el Hotel Hyatt de Santiago cuesta creer que es uno de los principales líderes de la oposición juvenil al gobierno venezolano de Hugo Chávez.

Tras una voz baja, un cuerpo enjuto y una actitud tímida, este joven de 23 años graduado de Comercio esconde una apasionante preocupación por su país y una carrera política en el movimiento Juventud Activa Venezuela Unida (JAVU).

Por su protagonismo en varias manifestaciones estudiantiles contra Chávez —a quien califica de un “asesino, que no debería gobernar el país”—, Rivas ha estado preso dos veces y ha sido detenido en más de doce ocasiones. Cuando fue candidato a diputado en septiembre pasado, fue secuestrado por algunas horas. Lo amenazaron y luego lo botaron fuera de Caracas.

Julio César Rivas llegó ayer a Chile invitado por las fundaciones Jaime Guzmán y Hanns Seidel. Se reunió con el senador UDI Jovino Novoa, participará en varias conferencias y pretende juntarse con los ministros de Interior, Rodrigo Hinzpeter, y Justicia, Felipe Bulnes.

“Nos interesa Chile para tenerlo como ejemplo. No sólo por la economía y el crecimiento, sino además por este cambio hacia un gobierno de una derecha democrática”, dice.

“La OEA es un club de presidentes”

Rivas tiene una mirada crítica hacia el rol de la OEA y, específicamente el de su secretario general, José Miguel Insulza, frente a Venezuela.

Cuando estuvo preso —“en una cárcel común, con asesinos y violadores”— por organizar protestas contra Chávez, “hubo marchas y huelgas de hambre por mi libertad. Mi mamá fue a la sede de la OEA en Caracas e Insulza llamó a Chávez preguntándole por mi caso. La viceministra de Interior y Justicia fue a la cárcel y me ofreció que me fuera a Estados Unidos. Me negué y luego me dejaron libre”.

—Entonces Insulza gatilló su libertad.
—No sé si tan así. Me sumé a una huelga de hambre para conseguir la libertad de 56 presos políticos. Con eso logramos una invitación a la OEA en Washington y me reuní con Insulza. Le dije que el gobierno de Chávez ha violado todos los puntos de la Carta Interamericana. Y él me dijo que estaba al tanto de la situación en Venezuela, pero que estaba agotado de hacer pronunciamientos y que Chávez le responda con insultos.

—¿Qué le contestó usted?
—Lo consideré inaceptable y le recriminé que con otros casos, como Honduras, él inmediatamente se montó a un avión y fue a ver lo que pasaba, pero que en Venezuela donde hay muertos y heridos por esta lucha por la democracia, la OEA ni siquiera da un pronunciamiento claro. Insulza ha visitado el país para hacer lobby y seguirle el juego a Chávez, pero nada más. Esa vez me dijo que iba a hacer lo posible para incentivar un pronunciamiento, pero no cumplió.

—¿Volvió a conversar con él?
—De vuelta en Caracas hicimos otra huelga de hambre y ahí tuve otras conversaciones con Insulza, incluso algunas las tengo registradas porque fueron vía mail. Le hice ver que la Carta Interamericana le otorgaba facultades para visitar Venezuela, pero me decía que era imposible porque el gobierno de Chávez tenía que autorizar la comisión. Radicalizamos la huelga y ahí Insulza nuevamente se comprometió a visitar personalmente Venezuela. Todavía lo estamos esperando.

A su juicio, “Insulza ha sido muy ambiguo (...) Se ha hecho el mudo y no ha ido a Caracas, pues involucrarse en un tema de Venezuela le hubiera costado varios votos para reelegirse“.

—¿Cree que la OEA no tiene influencia?
—No es un organismo que garantiza la democracia. Es un club de presidentes donde sólo se defienden entre ellos. Los petrodólares de Chávez han generado un silencio cómplice en la región que ya no es culpa de Insulza.
















lunes, 2 de agosto de 2010

¿Quien más que yo para hacerlo?


¿Quien más que yo para saber lo que quiero?
¿Quien más que el sol para presenciar mi calor?
¿Quien más que tu para entender que en este momento pensamientos bellos entran en mi mente llevando como titulo tu nombre?
¿Quien más que yo se atreve a reiterarle a la chica que ama, sus profundos sentimientos?

Por que yo soy quien soy, y sueño con lo que quiero, y quiero a lo especial, y obtengo de mis sueños la esperanza, y la esperanza es la fuerza que me permite conseguir realidades, la realidades son difíciles de convertirlas en posibles, pero son tan posibles como respirar, tan posibles como en hacerte parte de mi, tan posibles como tu.

Es posible convertirte, no en parte de mi sueño, si no de mi realidad, de mi vida, de mis brazos, de mis instantes, de apretarte por la cintura y aferrarme a ti, de verte a los ojos y entregarme a tus labios, una y otra vez. Quiero dejarle mi marca, quiero ponerle mi nombre, y es posible, quien más que yo para hacerlo, quien más que tu para verlo.

No te asustes por mis sueños, asústate por lo que quiero, por que mis sueños terminan cuando despierto, y cuando despierto consigo lo que quiero.

Julio Cesar Rivas Castillo

miércoles, 14 de julio de 2010

Entre Nubes y Rosas


Escrito 21 de Mayo 2006


Verte de nuevo, oír esa voz que cautivo mi mente, sentir los labios que propagaban locura en todo mi cuerpo, reír por tus chistes, sentir tus tristezas, llorar de alegría y tomarte de la mano, que grande me hace, que rico se siente. ¡Gracias por venir!

Ayer al acostarme nunca pensé que estaría hoy contigo, ahora tan solo quiero estar aquí y que este momento no se acabe.

Sabes ayer dormí muy mal, cuando tome mi cama después que te fuiste de casa, tuve una pesadilla, me llamaron y dijeron que habías muerto ¡un accidente!, sentí todo como real, mi impotencia era enorme, lo raro es que no desperté, hasta hoy el sueño me impacto y creo que me hizo seguir de largo, odio esos sueños, detesto las pesadillas y más una que te haga desaparecer de mi realidad.

Que bello esta el paisaje, mira las rosas, mira este cielo parece que estuviéramos en el, sabes princesa quiero que disculpes la discusión de ayer, no me gusta que viajes sola, se que tenias que hacerlo, pero habías bebido mucho y no es prudente que manejes así, además la montaña es oscura y tiene muchas curvas, pero bueno no quiero tomar el tema de nuevo, tan solo quiero que sepas que todo lo que te dije es porque tú me importas y no quiero que te pase nada malo.

¿Por qué no me dices nada?

¿Por qué no me miras?

Date la vuelta te he pedido perdón. ¿Has escogido este lugar tan bello para tan solo guardar silencio?

Bueno está bien permanezcamos en silencio, sabes me parece raro como llegue aquí, ¿cómo me trajiste?, ¿por qué no viajaste?, ¿dónde te quedaste?

Respóndeme, aunque sea mírame a los ojos, ¿no ves que te amo?


- Esta es la historia de un joven, que confundió el amor, el amor debe soportar, debe esperar, el amor puede, para amar a otros debemos amarnos, y lo primero que debemos amar es nuestra vida.

La chica que el ama, está de espaldas y no lo ve, tan solo está a su vista como las nubes del cielo y las rosas inmensas que los rodean, así como esta chica es el alma del joven, un milagro hecho por Dios, es la muestra de la única oportunidad que tenemos de amar, tan solo podemos amar mientras los instantes existan, si nuestra mente no trabaja no habrá amor ni odio, si nuestro corazón no late los sentimientos no existen, sin vida no hay amor.


Mírame por favor, perdóname te lo pido, nunca más discutiré, nunca más te lo prometo, no me ignores que me hieres, no ves que me haces sentir mal, pero si estas brava te entiendo, no tienes porque perdonarme, soy un bruto, soy imbécil, pero lo soy porque te amo.


- Este joven aún no entiende que su error es difícil de arreglar, ha usado en nombre del amor un atajo a lo desconocido, invoco al amor y no soporto, amo pero no pudo. No pudo entender que en la tierra, unos llegan y otros se van, el no ha entendido que estas rosas y estas nubes no son bellas en verdad, el no ha entendido que su chica ya no está.


¿Qué pasa? ¿A dónde vas? ¿Por qué no puedo moverme??

¡Ayúdame tengo frió!


- Las rosas se han convertido en sangre, las nubes en piso, los ojos de este joven han dejado de ver a su princesa, y en este momento tan solo le brindan una imagen borrosa del piso de su cuarto bañado en sangre, su mano enfrente de los ojos y muy cerca el revólver, el revólver que empuño en nombre del amor, al no soportar la muerte de su amada, este joven no se amo así mismo, y no tendrá chance de llorar ni lamentar la partida de la chica que le robaba el sueño, por que los sueños han acabado y su vida también.


Julio Cesar Rivas Castillo

viernes, 9 de julio de 2010

A la Orilla de Una Cama


Escrito 19 de Mayo de 2006

¿Y que será del futuro al perderte?
Te perdí.
¿Me perdí?

A la orilla de una cama pronta a desaparecer, pose mis nalgas y dirigí mi mirada a la ventana, pensé en tantas llamadas, tantas ilusiones y metas que me planteaba a tu lado.
Tantas cosas en un lapso corto de tiempo, cuantas cosas he escrito, cuanto he desvariado, predico algo y luego lo incumplo, cual es mi idea en realidad, si a veces sueño con colgarme, puede un ser humano como yo merecer que tu pierdas tu tiempo leyendo estas palabras, merece un humano como yo que las personas lo admiren, ¿por qué?

¿Qué he hecho? ¿Quién soy Yo? Soy producto de la fornicación y del logro de un Casanova, soy producto del pecado, ¿merezco algo?
Ahora en la orilla de esta cama, que presencia mis preguntas, en frente de la ventana que me permite la vista al cielo, bajo este manto de estrellas y el silencio de la noche, tan solo se me ocurre llorar, llorar por el miedo, por el miedo a lo que pase, prefiero no mirar, tan solo mirare las fotos que tengo justo a mi lado, un altar para una humana, tu mereces estas lagrimas, y tu eres respuesta a muchas preguntas.

¿Qué quiero? Quisiera una casa junto a la montaña, y que esta montaña este frente a la costa, que al caer la noche las estrellas me impresionen, tener mi PC en un salón gigante con paredes de cristal, las paredes inclinadas que sean pared y a la misma ves techo, ahí me sentare todas las noches y dejare que el sonido de las olas y el brillo de las estrellas me dicten las palabras que hay escritas dentro de mí, quiero que en esa casa exista una habitación, y que esa habitación sea de dos, que sea tuya y que sea mía, quiero despertarme todos los días antes que tu y servirte el desayuno, y que ese desayuno tenga jugo de naranja, quiero salir y tomar el sol, caminar a la orilla del mar a tu lado tomados de la mano, quiero decirte cada vez con más fuerza que te amo, ¡Te amo!.

He abierto los ojos y no estoy en la cama de la casa junto a la montaña, el silencio se ha desaparecido y el sonido de las olas cambio por cornetas de automóviles, estoy en una casa en medio de la ciudad, estoy en una cama para dos, para dos almohadas y un soñador, estoy en un mundo donde soñar se considera romántico, estoy en un sistema donde tengo que esforzarme para cumplir los lineamientos que mi círculo de amistades aprueba. Tengo que pararme he ir al lavamanos, verme al espejo y preguntarme ¿por qué? ¿Porque todos los días tengo que hacer lo que hago? ¿Por qué no corro en un bosque y convierto en animal? ¿Por qué no me lanzo al abismo y dejo de soñar?
Ahora, esa chica se ha ido, ese ángel que aguarda al lado de mi cama en forma de fotografía tan solo permanece como imagen, ella no quiere arriesgar a dejar todo lo seguro en busca de un sueño. ¿Quién es el cobarde?

Ya no está la chica que me hacia soñar, ella no quiso arriesgar, mi único altar es mi cama, en ella encuentro sueños que me hacen sentir bien, la realidad con sus cornetas, el sexo sin placer, las amistades con intereses, la corrupción, la desigualdad, la ida de mi ángel tan solo me obstina, considero a este mundo un mundo de cobardes y el primer cobarde soy yo.
Un cobarde que en este momento tan solo ira a su cama en busca de un sueño eterno, haré una gran valentía, la valentía de un cobarde.

Estoy a la orilla de una cama pronta a desaparecer, donde muchas chicas pasaron, donde encontré fastidio a la fornicación sin amor, ya era rutina y desagrado, aquí en esta cama posaba mi cabeza al orar a Dios y pedir perdón, aquí en esta cama daba vueltas de tanto pensar, aquí en esta cama permanecía un bolígrafo y una libreta para las palabras que querían fluir a la luz de las estrellas, aquí fue donde la luna me convirtió en lunático y donde la foto de ese ángel me daba inspiración.

Aquí en este Universo donde existe un planeta capaz de albergar vida, en este país anclado en sur América, en esta ciudad donde la imagen de las personas es lo que vale, en esta casa, en esta habitación hay una cama, una cama pronta a desaparecer, una cama bajo un techo alto, un techo que sostiene una soga, una soga que sostiene un humano, un humano que esta recordando en segundos todo el trascurso de su vida, todas las oportunidades, todos los momentos, un humano que se atrevió, se atrevió a ser un cobarde, un humano que se rindió, un humano que olvido que los sueños solo se dan por la magia, la magia que esconde la vida, el instante ya paso, y ese humano cuelga de una soga, y del humano cuelga una lengua su lengua, una lengua que jamás sentirá sabor, ni podrá sentir otra lengua.
Ese humano soy yo, con mi mirada impotente a la orilla de una cama pronta a desaparecer, con la vista a la imagen de mi ángel, que ya no es un sueño, el instante ya paso y yo lo perdí, se acabo mi vida, se acabo mi sueño, ¡se acabaron las palabras!.

Julio Cesar Rivas Castillo

“Nadie nos robará nuestro firme propósito de vivir en libertad”


La Verdad - María de los Santos Galbán - Maracaibo - 03/07/2010 00:01 03

A petición de los estudiantes de Medicina y Humanidades de la Universidad del Zulia, Julio Rivas, presidente de la plataforma estudiantil Juventud Activa Venezuela Unida (Javu), estuvo de visita en la ciudad para integrar a más de 300 jóvenes al movimiento estudiantil. "El futuro está en riesgo y estamos agrupando a la juventud que está dispuesta a hacer frente, tenemos principios firmes y la convicción de no regalar nuestro futuro, estamos dispuestos a pagar los sacrificios que asumieron las generaciones pasadas para permitirnos vivir en libertad".

El dirigente juvenil señaló que el acto al que asistió en la escuela de Medicina, es uno de los tantos que desarrollarán en todo el país. Informó que Javu ya cuenta con presencia en 17 estados, y en los próximos días comenzarán una escalada de lucha constitucional para "rescatar" la democracia y "restaurar" el estado de derecho.

Javu es un grupo que nació para resistirse a los intentos del régimen de doblegarnos. Nuestra razón de ser, es luchar en la defensa de los valores democráticos y los fundamentos constitucionales. Cada miembro de (Javu) es una semilla de bambú, nadie nos arrancará del país, nadie nos robará nuestro firme propósito de vivir en libertad".

"La democracia no es un tema de moda", reafirmando su compromiso de velar porque ésta no se disipe o se pierda entre tantas "cadenas presidenciales, presos políticos, exiliados políticos y el manejo inadecuado o indebido de la Carta Magna". Insistió en que los jóvenes deben asumir la defensa del país y los principios democráticos como una prioridad.

"Estamos cargados de esperanza y tenemos las inmensas ganas de seguir aportando ideas y trabajos en la construcción del futuro que anhelamos. Hay capacidad de entrega, estoy acompañado de líderes naturales que están dispuestos a utilizar toda su energía y recursos con tal de vivir en un país de libre pensamiento. Estamos dispuestos a generar la defensa de una cultura de transparencia y de poner nuestro entusiasmo y dinamismo en el fortalecimiento de nuestro país, de una Venezuela libre".

Conciencia juvenil

Rivas aseguró que aún faltan cosas por hacer, en cuanto al llamado de la juventud a involucrarse con la "patria". Señaló que una de las estrategias o campañas que Javu está dispuesta a hacer, es generar conciencia dentro de la juventud. "Hay que hacerles entender y me incluyo, que si no arriesgamos y defendemos los espacios democráticos como una obligación ciudadana, el futuro que nos espera será más oscuro que el presente, que por cierto, hoy invita a muchos a dejar nuestro país. Hace falta mayor compromiso y entrega, pero hay grandes intenciones de hacer el bien".

Atendiendo a la pregunta de cómo debe ser la agenda de aquellos que desean un cambio considerable el próximo 26 de septiembre, su respuesta fue que ésta "tiene que estar marcada por la necesidad de los ciudadanos, la defensa de los derechos y exigir soluciones a los problemas básicos como la luz, el agua, la alimentación y salud". No olvidó las huelgas de hambre, las cuales -según él- se han convertido en un mecanismo de presión y en una política de Estado, además de darle importantes conquistas como liberarlo de la cárcel y un informe "contundente" por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

miércoles, 2 de junio de 2010

Nos Quieren Matar de Hambre


En 1932 Stalin utilizaba el hambre como herramienta contra los ucranianos, llevó a cabo la nacionalización de las explotaciones ucranianas requisando todas las tierras y el ganado privado, lo que afectó aproximadamente al 80% de la población de Ucrania, anteriormente conocida como el granero de Europa. Declaró a los productores privados enemigos del pueblo.
 Hoy en Venezuela la historia no es distinta, una regulación inconsulta, exportaciones subsidiadas de alimento, expropiación de empresas productoras, expropiación de tierras productivas, amedrentamiento con multas exageradas, expropiación de las cadenas de comercialización y distribución, ponen contra la pared al sector encargado de llenar nuestras demandas alimenticias.
 Pero eso no es todo, en los últimos días los venezolanos hemos sido testigos de una arremetida brutal en contra de la primera empresa del país, la misma que produce la harina pan de nuestra tradicional arepa, el aceite, la mantequilla, el mejor arroz de Venezuela, esa empresa es la POLAR.
Mientras el verdugo que tenemos como presidente, amenaza con expropiar a la POLAR y nos anuncia una guerra económica, los anaqueles se encuentran vacios, como siempre Chávez no tiene la culpa, la culpa es de lo empresarios que acaparan, así como la iguana tiene la culpa de que en nuestras casas la luz se vaya.
La iguana, el niño, el Gurí y la vaca corren desesperados, les pregunte porque corrían y me dijeron nos quieren lanzar otros muertos, pero esta vez por toneladas, los cadáveres están almacenados en Bolipuertos que administran cubanos en tierras Carabobeñas.
 No paso mucho tiempo, se descubren más de 32.000 toneladas de alimentos en Puerto Cabello, alimentos importados por la cadenas de MERCAL y PDVAL, el guiso se destapa, cuantos dólares aprobó CADIVI para eso, cuantos dólares recibe el encargado de la almacenadora del puerto por mantener esos contenedores con alimentos, debe ser bastante, es más lucrativo dejar perder la comida que transportarla hacia los centros de distribución.
 Y es que estos comunistas no piensan en el bienestar, solo piensan en su bolsillo, y mientras los engordan con billetes verdes, millones de venezolanos recorremos supermercados para intentar conseguir producto de la cesta básica. Mientras estos boliburgeses dejan PODRIR nuestra comida para lucrase, miles de niños comen migajas del piso.
 No solo en Puerto Cabello se descubrió ese acaparamiento criminal departe de estas empresas del estado, aparecen 800 contenedores en Tinaquillo y otros 400 en Los Guayos, cada contenedor con un aproximado de 30 toneladas cada uno, suficiente para alimentar a 10 millones de personas.
Es una estrategia del gobierno doblegarnos con el hambre para luego chantajearnos con migajas, pero este es pueblo no es bobo, no permitan que esconda este crimen, coméntelo donde puedan, transmitan el mensaje, NOS QUIEREN MATAR DE HAMBRE.

...Lo más importante es Vencer el Miedo...                                                            @JulioCesarRivas

martes, 16 de febrero de 2010

Lo Más Importante es Vencer el Miedo


 Busque la manera de escribir, intente aún con ese calor agobiante sentarme a plasmar en papel todo aquello que pasaba por mi mente en aquella celda, pero no pude, lo único que pude escribir es aquello que en agradecimiento le escribí al prefecto Richard Blanco, hoy estoy libre, con esa libertad a medias, pero existen personas que no pudieron darse el baño en la playa, ni disfrutar con sus familiares, mientras nosotros aprovechábamos el carnaval.

 El reloj marca la 1:00am, he intentado olvidar el hecho y tratar de dormir, pero tengo conciencia y tengo creencias, fundamental son los dos mandamientos de Jesús, uno de ellos: ¨amaras a tu prójimo como a ti mismo¨.

 Como el amor que demostraron mis compañeros al ejercer sacrificio y valor en pro de mi libertad, como lo demostraron las madres que elevaban a cada segundo sus oraciones en mi favor, como aquellos periodistas a pesar de los días no permitieron el olvido.

 Aquí estoy evitando el olvido de aquellos venezolanos que aguardan tras la rejas y confían en nosotros, aquí estoy intentando reducir el dolor que me produce el sentirme responsable por inacción de aquellos que han sido alejados de su patria y forzados al exilio, de aquellos que caminan entre barrotes tratando de mantener libre su mente en esos callejones sin salida, en sótanos sin sol, aquí estoy sin poder dormir, sin poder olvidar, sin poder rendirme.

 En ocasiones hay gente que me señala, otros creen que la ambición podrá doblegarme, pero no toman en cuenta que mis ambiciones han dejado de ser personales, soy una pieza en una batalla, soy un hombre en una historia y no puedo dejar que por miedo, por conveniencia o por comodidad, personas que piensan como yo tengan que permanecer en una deriva interna, me siento capacitado para asumir los retos que han de venir y los voy a enfrentar con toda la fuerza que pueda ejercer.

 Es malo confiar en hombres, por eso no pido su confianza, solo pido que cada uno de ustedes se inunden de pertenencia y amor por su país, que vean las desgracias de su vecino, el sufrimiento de sus compañeros, el dolor de los que son víctimas por haber hecho frente, la ciudadanía debe ejercerse, y la venezolanidad de asumirse con honor, no creas en mi, te pido que creas en ti y me acompañes a luchar, te convoco.

 Te convoco a luchar, para eso cito a al Aldous Huxley: ¨El amor ahuyenta el miedo y, recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor el miedo expulsa; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre la humanidad misma¨.

 No dejemos que el miedo expulse nuestra humanidad, no dejemos que el miedo inunde de tinieblas nuestra conciencia, no dejemos que el miedo nos haga olvidar, no dejemos que el miedo bloquee nuestra desesperación, hay que luchar y hay que luchar con amor, por amor a nuestra familia, con amor a nuestras costumbres, con amor hacia nuestro país, no nos dejemos vencer.

Lo más importante es Vencer el Miedo
Julio Cesar Rivas Castillo

jueves, 11 de febrero de 2010

Vivir con Amor


…Nunca pierdas tu identidad, nunca olvides tus ideas, nunca abandones tus metas de vida…

He dado una pausa a la intensa actividad de los últimos meses, tratando de cuantificar los logros de tanto esfuerzo y me doy cuenta con profunda preocupación que el avance ha sido lento, pero no por el destino si no por la falta de unidad en propósitos conjuntos, por la falta de pertenencia y por la ausencia de amor.
Por ello de nuevo me siento, bendigo el agua porque ya sé que tiene memoria, le doy las gracias a Dios, y acaricio suavemente el envase tomo un sorbo y como un CPU empiezo a cargar todo el espacio de mi mente con las experiencias que me hacen ser fuerte, inteligente y hombre de bien.
Justo en el instante que siento un escalofrió asumo con grandeza el reto de vivir, de besar con amor, de hablar con propiedad, de luchar por la patria y sobre todas estas cosas reafirmar mis ganas de conquistar la libertad.
Quisiera recorrer el país para darte la mano, mirarte a los ojos, besar tu mejilla, abrazarte con fuerza y decirte camina conmigo, quisiera alargar el tiempo para pasar todas la horas ayudando a resolver los problemas, de esos que suben las 1.500 escaleras para llegar a la casa en la cima del cerro con su bombona de gas sobre su hombro, quisiera tener el poder de cambiar la maldad y transformarla en el respeto de unos con otros, quisiera construir el país que sueño.
Pero para muchos esto es algo romántico y sin importancia, para otros los problemas son solo míos cuando me afectan directamente, y por ello nadie se da cuenta de las cosas hasta que estas ya te han tragado.
Es hora, encomendemos a Dios el agua que tomamos y con la suficiente energía salgamos a repartir amor, a dar las gracias, a decir buenos días, besemos con intensidad, gritemos con pasión, caminemos con ganas y luchemos, luchemos.
Yo los convoco, los convoco a pensar en futuro, en sus hijos, en su pareja, los convoco a pensar en libertad, en bienestar, en calidad de vida, los convoco a plasmar sus ideas y predicarlas, discutirlas y asumirlas.
Que nuestra voluntad sea el reflejo de nuestro espíritu, y que nuestro espíritu deje claro la inmensa semejanza entre la imagen de Dios y los hombres que vivimos con amor.

Julio Cesar Rivas Castillo

martes, 9 de febrero de 2010

Ultimo Recuerdo


Fui bajando el edificio, cada piso en un segundo, en un segundo un recuerdo.… 
Un labio, una mirada, una sonrisa, una llamada y muchas lagrimas, tantas cosas en un piso, muchas imágenes en un segundo, un segundo después que los pies despegaron. 
Despegaron de la realidad y de los sueños, de las ganas de caminar y de sentarse, los pies que nadaban, que corrían, que sentían cosquillas, y que jugueteaban, pero que hoy son razón de recuerdos, de nostalgia y despedida, de aprendizaje vano, de compresiones sin valor, y de pasar a otro segundo, otro piso, otra razón. 
Quién diría que puedo bajar tan rápido este edificio, creerían imposible, pensar tanto en un solo piso, en un solo segundo, pero yo recorro mi mente mas allá de la velocidad de mis neuronas, no por superhéroe, no soy un mutante, solo por experimentar un instante con mi mente en un lugar y otro momento, mientras mi cuerpo baja del edificio, sin ganas y sin ánimo. 
Una cinta rodando, mientras sensaciones bombardean mi cuerpo, de miedo, excitación, alegría y tristeza, no es cuestión del tiempo, ni del viento, son tus labios bajando por mi abdomen y luego los míos por tus pezones, son recuerdos, que hoy son parte de mi, pero a medida que bajo el edificio estos pasan más rápido sin chancee de recuperar, ya he recorrido la mitad del edificio, y los cambios en mi mente han sido desconcertantes, en un momento pensando como destruimos nuestra tierra, y en otro pensando en lo rico que fue tener a esa chica montada sobre mi escritorio. 
Ya he bajado otro piso, mi mente se trata de centrar de volver a la realidad, pero no hay chance de regresar, es tiempo de seguir bajando, otro piso del edificio, en un segundo dejando otro recuerdo atrás, mis ojos lloran quizás por la velocidad, la foto de mi madre, mis hermanos, la chica, el amigo, la peor caída, el mejor momento, el mejor lugar y de nuevo, la realidad. 
Los recuerdos se acaban, la sonrisa también, el miedo inunda mi cuerpo y un grito sale de mi boca dejando un estruendo a la redonda, se han acabado los pisos del edificio y he llegado al pavimento, tocando primero con mis manos e intentando evitar lo inevitable, estas manos han quedado como mi cerebro y como los recuerdos esparcidos en el tiempo, pero estas en ves en la calle, ahora siendo parte del pavimento, y en vez de tocar o producir recuerdos en el transcurso de los segundos que bajaba del edificio, producen nauseas a quien lo ve, esparcido en el suelo, luego de caer del último piso del edificio de enfrente. 

Julio Cesar Rivas Castillo

lunes, 8 de febrero de 2010

Que Hago?


…Hace poco revisaba mis escritos, y encontré uno de hace casi cuatro años, cuando lo leí y lo compare con lo que he vivido en estos días me di cuenta que tanto Dios como nuestras convicciones, tienen propósitos bien trazados en nuestra vida, este escrito es de junio de 2006 y pueden ver y comprobar su antigüedad en un link que publicare al final del escrito…

¿Y qué puedo decir ante las personas?
 El tiene la facilidad de hablarles con carisma. 
Yo tan solo les podría escribir lo que pienso. 
El tiene la voz gruesa y mucho carácter. 
Ya tan solo letra fina y voz suave. 
El tiene apoyo de muchas personas. 
Yo apenas soy apoyado por quien me conoce. 

- No desmayes hijo, naciste con una responsabilidad, has sido firme en ideas y no has cedido a la maldad, no empuñaste armas contra civiles, no heriste a los niños del parque, no ordenaste tirar bombas en medio de una ciudad. 
Las palabras pueden hacernos grandes, pero también pueden llevarnos al infierno, aún no tienes apoyo, pero tienes una conciencia libre, los barcos fuertes pueden navegar, pero la naturaleza los puede hundir, edificios pueden llegar a las nubes pero la naturaleza los puede derribar, los humanos pueden convencer con sus palabras, jugar con la ignorancia de los demás, pero nunca ocultaran la realidad, porque esta es parte de la naturaleza, y la naturaleza misma derribara por su peso las palabras manipuladoras que contraríen los valores mínimos de estancia, como lo son la libertad y la dignidad. 
Hijo mío, no desmayes en tu tarea, ni te rindas ante discursos, no creas que no te oigo, ni que no veo por lo que pasas, tan solo sigue firme en tus ideas, y ten fe, ten fe en que algún día preferirán leer palabras dignas, que oír palabras llenas de odio. 

Señor ¿qué puedo hacer hoy? ¿Tan solo espero y guardo mi fe? 

- No hijo, debes vencer el miedo, y atacar con tus palabras, no ataques con odio, tampoco con mentiras, ataca con ideas, con propuestas, ataca con dignidad, si todos esperan que alguien llegue, nadie llegara, si todos se apuran por llegar, nadie esperara, pero llegaran, llegaran a compás con el día, y escribirán una historia magnifica, que alguien luego leerá, y las palabras quedaran plasmadas, no solo en papel, si no en los corazones y las conciencias, de quienes lucharon por el bien, de quienes vencieron el miedo, atacaron el odio y sembraron el amor, de quienes recuperaron la libertad secuestrada por 50 segundos de palabras de un ser que sabe predicar la maldad. 

Entonces así será.… …
La historia no predetermina quienes forman parte de ella, eres tú quien decide formar parte.…
 Julio Cesar Rivas Castillo

http://predicado.com/work.php?id=186524

domingo, 7 de febrero de 2010

Aún Lloro


He tenido que contar muchas veces la historia de cómo me fue en la cárcel, me preguntan si tuve miedo, si me violaron o me golpearon.
Les cuento que no, primero sentía un vacío no sabia a donde me llevaban, luego me sentía impotente tras esas rejas en la primera semana, encerrado bajo tierra en el mismo lugar donde residen los roedores, esos a los que tanto asco le tienen y después la decepción de tener que presenciar como manipularon la justicia para de enviarme esta ves a un calabozo donde aprendí y donde comprendí donde están las raíces de tanta crueldad, de tanta falta de valor, las cárceles venezolanas son las universidades del delito y la frialdad.
Una rutina fue acompañando mis días, mientras intentaba no pensar en el tiempo, al ver los ejemplos de presos políticos en Venezuela, no guardaba esperanza en salir en corto tiempo, esto me llevo incluso a permitirme jugar futbol con los reos comunes, nunca tuve miedo, nunca baje la cara, nunca vendí mi dignidad y sobre todo siempre mantuve mis principios y mis valores, eso hace ganar respeto, a veces los hombres más malos se hunden y lloran en situaciones como esta.
Y es aquí cuando llega la otra pregunta, ¿llore?

Desde que me sacaron de mi casa y me trasladaban a Caracas, los funcionarios me incitaban a tener fuerza, a ser firme, cuando me bajaron de la camioneta y el gobierno intento montar un show, dije lo que sentía, exprese que lo único que me llevaba a esa situación era la lucha por mis derechos y de los venezolanos, cuanto estaba en tribunales mis abogados me informaron que me preparara para lo peor y lo asumiera con dignidad, cuando la juez ordena mi sitio de reclusión endurecí mi mirada y me pare firme, a mis alrededores las lagrimabas brotaban de las secretarias, de los alguaciles, de mi padre y hasta de mis abogados, no tenia oportunidad de llorar, no podía doblegarme ante mi verdugo y no lo hice.
Pero hubo un momento en el que llore, como lo he hecho muchas veces luego de salir de la cárcel, y no es de tristeza, no es por miedo, es por amor y compromiso, no sabría definir esa sensación que inunda mi cuerpo cada ves que repaso lo sucedido y encuentro todas esas muestras de solidaridad.
En la cárcel mis abogados lograron entregarme cientos de cartas que aún conservo y en donde gente conocida y otras desconocidas me acompañaban en pensamientos, expresaban su fe, su dolor, su disposición, mis amigos escribían directo del corazón y eso no lo pude contener, muy pocas veces tenia oportunidad leer, pero ese tiempo lo aproveche para leer todas esas cartas, y esas lagrimas eran el producto concentrado de todo aquello que plasmaron en papel, esas lagrimas me daban fuerza, y eran ese abrazo y esa palmada en el hombro que nadie me podía dar por motivo de los barrotes que se interponían.
Aún lloro, lloro en solitario cuando me doy cuenta de la inmensa responsabilidad que hay sobre mis hombros, sin pedirlo mucha gente me ha convertido en un símbolo, lloro cuando recuerdo las rejas y siento que no hago nada por sacar a esos inocentes que permanecen allí en la oscuridad solo por pensar distinto, lloro cuando cada día que me levanto encuentro a mi país mas destruido.
Aún lloro porque soy humano, y cada lágrima es la expresión de algún sentimiento que no se logra contener, en un momento de alegría, de tristeza, de dolor o de miedo.
Hoy mis lágrimas son de arrechera y no puedo sentir menos, un hombre pretende arruinarnos el futuro y las posibilidades, nos obliga a vivir como cavernícolas y de paso nos ofende y trata como plastas, mientras permanecemos inmóviles acostumbrándonos a cuanta locura nos impone.
Transformemos esas lágrimas de arrechera en acciones, y reservémoslas para llorar de alegría cuando recuperemos la libertad.
Venezolanos es hora de asumir como hombres y mujeres los destinos de la patria, es hora de que la pasión nos inunde el alma, y con sentido de pertenencia nos enfoquemos en defender nuestros derechos, lo que es nuestro, la familia, los valores, el respeto, la vida y este hermoso espacio de tierra, Venezuela.

Julio Cesar Rivas Castillo