sábado, 17 de agosto de 2013

Hay que Tener Leche

(Opinión)

Veredas, Caminos y Trochas

Esta vez mi recorrido no fue tan largo, camine de mi casa al polideportivo, nade 2.500 metros y de allí fui a la panadería. Al entrar, mis ojos detectaban con precisión de satélite a Ramón el encargado del local, siempre que compro cereal me premia con la posibilidad de venderme un litro de leche.

Y es que la escasez no está lejos de mi casa, si me lees desde Venezuela, creo que tampoco lejos de la tuya. La leche te la venden como si fuera una botella de ron en tiempos de prohibición, la envuelven en bolsa de papel, como si beberla fuera un delito o una acción que avergonzara.

Y no es solo la leche lo que escasea, la margarina, el aceite, la harina de maíz, el café, el pollo, el papel higiénico (aunque ya hay del importado) y pare usted de contar la lista, porque hoy me refiero a la leche.

Utilizando el argot criollo, no hay mejor frase que esta: “Hay que tener leche” para hacer una compra completa, más leche si se trata de mercado. No solo por la magia que hagamos con la cartera para que los fuertes bolívares alcancen y lograr pagar el ticket sin dejar nada en el mostrador. Si no por la suerte que nos mande el pajarito de que en un negocio estén todos los ingredientes de la receta, eso sí es leche, eso es milagro.

Leche también es que siendo cajera, no te arranquen la cara a arañazos por notificar el límite de compra para la harina de maíz: 2Kg por persona. Y mala leche es que por estar entre los primeros desesperados clientes, te toque ser el aplastado de una turba que quiere comprar sus 2Kg permitidos.

En fin, Ramón me vendió un litro de leche acompañado de un cereal de frutas y aunque no estoy a dieta me toco tomarla descremeda, es lo que hay. Pero el camino no termina hasta que me siento en casa a detallar el cartón que la contenía, me llamo la atención que siendo de la marca Los Andes, su descripción en parte estuviera en ingles: Low Fat Milk.

El detalle en ingles fue poco para el otro que conseguí en esa marca de leche socialista, nacionalizada y antiimperialista. Cuando revise donde fue producida, leí: Made in Nicaragua. Parece que a las vacas venezolanas se les acabo la leche.

Nos leemos la próxima semana, fortalezcan sus huesos con calcio.

En Blanco: Entre los valores agregados de la leche, se cita el elevado contenido de calcio, que es aún mayor en ciertos derivados como el queso o el yogur. Por lo tanto, la leche representa una verdadera preventiva de afecciones como la osteopenia y la osteoporosis, en especial en mujeres después de la menopausia y en personas de edad avanzada de ambos sexos.

En Negro: Cesar La Rosa de 62 años recibió un tiro en una pierna al ser sorprendido cuando robaba dos litros de leche por el dueño de una bodega en Las Salinas, Estado Vargas.

Julio César Rivas