martes, 23 de mayo de 2017

JAVU fija posición ante pretendido Fraude Constituyente

Ante la presentación del decreto que pretende convocar un Fraude Constituyente llevado a cabo hoy por el dictador Nicolas Maduro y ante el planteamiento de la Asamblea Nacional de  una consulta sobre el fraude constituyente y el deseo de los ciudadanos de nuevas elecciones, debemos fijar posición.

La constitución establece el referéndum revocatorio como mecanismos de consulta vinculante, para darle fin a un mandato que a mitad de periodo no cumpla con las expectativas de su gente. Durante el 2016 ejercimos todos los esfuerzos dispuestos por el reglamento e incluso por los que ilegalmente impusieron ellos, hasta que decidieron a través del abuso y la imposición negarnos ese derecho, bloqueando así la posibilidad pacífica y electoral de ponerle fin al mandato oscuro de Nicolas y la pandilla que con él se aferra al poder. También la constitución establece, que los gobernadores y los legisladores regionales deben ser electos cada 4 años, el CNE también en 2016 desconoció ese mandato, cercenando las válvulas electorales que la democracia y nuestra constitución contemplan para dirimir nuestras diferencias y gozar de una representación legítima y vigente. La salida electoral fue bloqueada e ignorada por ellos.

Los tentáculos de la dictadura en el TSJ, profundizaron el desconocimiento del voto de los venezolanos, al exigir la desincorporación de diputados, el encarcelamiento de otros y la usurpación de las competencias que por voto soberano le entregamos al parlamento venezolano. Ese menosprecio a nuestra voluntad y a nuestro voto, que constituye la ruptura del hilo constitucional, fue y es lo que nos motiva a estar en protesta activa en las calles. Es lo que ha costado miles de encarcelamientos arbitrarios, miles de heridos, decenas de mártires asesinados en excesiva y cruel represión.

El Fraude Constituyente, que ha presentado Nicolas, es una herramienta que ignorando lo establecido en la constitución y bajo unas bases comiciales ilegales, pretenden en segundo grado hacerse de una representación que no le corresponde y hacerse de tiempo y oxígeno, ante la presión decidida de la gente, de nosotros, de ponerle fin a la dictadura y cumplir con nuestro deber de restaurar la constitución. Esta pretensión espuria, ha sido rechazada no solo por nosotros, si no también por la Fiscal General de la República Luisa Ortega Díaz y ha originado el pronunciamiento de magistrados del Tribunal Supremo de Justicia. 

Si la intención de la dictadura, es ganar tiempo, nuestra obligación es negárselo. Sería incoherente que ante un planteamiento espurio e inconstitucional, nosotros respondamos con una consulta de la factibilidad sobre esta, no se puede acudir a lo nulo. Entiendo que la intención de las organizaciones políticas es buscar brechas electorales, pero es importante recordar que estamos en esta situación, porque ellos nos han negado la posibilidad de que a través del voto encontremos soluciones, negándonos ese derecho y desconociendo las decisiones que a través de este hemos hecho. Sumándole a estas consideraciones debo decir que el CNE en este momento al servicio de la dictadura, no acatará convocatoria distinta a la que plantee Nicolas y si ha de hacerse una consulta sin el arbitraje de este, tendrá un simbolismo inferior al que con mucho esfuerzo ejercemos al llenar las calles con millones de personas en protesta.

Por tanto y ante estas consideraciones, en la humilde representación que ejerzo, es mi deber plantear lo siguiente:

A la Asamblea Nacional:
-Respecto al Fraude Constituyente, la posición política debe ser a mi modo de ver, la exigencia de que se cumpla con lo establecido en la constitución, respecto a la convocatoria del mismo.
Si se cumple, y se plantea una consulta para la convocatoria en los términos legales y constitucionales, el decirle no, lo asumiríamos, como un día más de protesta en resistencia contra la dictadura.

A los valientes venezolanos en Resistencia:
-No decaigamos, no abandonemos la convicción que tenemos en las calles. Las vidas arrebatas de nuestros compañeros no quedarán en vano mientras no nos rindamos. La situación que vivimos es complicada y la toma de decisiones a veces falla por la misma presión a la que estamos sometidos, no sea esta la excusa para generar fracturas y perder la unidad. Mientras tengamos claros nuestros objetivos y no nos rindamos, no podrán derrotarnos.

A todos:
-La clave de la Resistencia Civil y No Violenta, es desobedecer lo injusto y desconocer la autoridad usurpada. No se puede mandar a quien no obedece. Aún cuando la represión sea excesiva, al punto de causarnos odio, no caigamos en el terreno de la violencia, no nos dejemos arrastrar. 

 Recordemos los objetivos que nos trajeron a la calle y no regresemos hasta haberlos logrado todos:

-Restitución del Hilo Constitucional.
-Liberación de Presos Políticos.
-Respeto a la Asamblea Nacional.
-Canal Humanitario.
-Elecciones Generales.

Dios, Patria y Gloria.
Resistencia Hasta La Victoria.

Diputado (CLEC) Julio César Rivas
Presidente Fundador de JAVU

jueves, 9 de marzo de 2017

Lambucios

(opinión)

Si buscamos el adjetivo <<Lambucio>> en el diccionario de la real academia española, lo definiría como un venezolanismo del dicho de la persona que es tacaño o avaro en las cosas pequeñas o de pequeñas cantidades. 

Hace poco recorría buena parte de los Llanos hasta encontrarme con el Orinoco, largas carreteras olvidadas por el tiempo y por quienes dicen gobernar, las grandes troneras se asemejan a las cicatrices que en tierras marcianas dejaron los impactos de meteoritos. No exagero, son profundos cráteres que dividen la vía en dos, en varios puntos, la tierra es arcillosa, por eso la comparación con el planeta vecino. 

Cuando vas al Orinoco desde apure en dirección sur, la carretera llega a su final, debes esperar que un latón flotante remolcado por una embarcación llegue hasta puerto Páez para que puedas cruzar con tu vehículo y continúes hasta a Amazonas. Mientras hacia la espera en una zona donde sol no tiene clemencia, decidí caminar a orillas de nuestro imponente río. Vi allí como muchas personas del sur de Apure, tomaban unas  curiaras y cruzaban hacia el lado Colombiano, Puerto Carreño. Pregunte y me dijeron, que todos van en busca de comida, harina, arroz, leche, cafe o algún medicamento. Cruzan en la mañana y hacen las compras y ya en la tarde vienen cargando sus bolsas.

Continúe mi camino hacia Puerto Ayacucho la capital de Amazonas, aunque la decidía es general en toda Venezuela, en este pequeño pueblo la escasez no es tan grave, otro pueblo colombiano frente al río provee (a costo en pesos) de aquello que haga falta, por eso aunque es una población sencilla, con escasa oferta laboral, las cosas son tan costosas. Durante el día tuve varias reuniones y conversaciones, entre ellas surgió el tema del helicóptero militar desaparecido hace algunos meses.

Me cuentan, todo inicio debido a que una ganándola de alimentos que ya había pagado su vacuna a los militares fue retenida por estos, la vacuna había sido pagada por la guerrilla colombiana. Estos guerrilleros enviaron refuerzos al lado venezolano y tomaron un pueblo, en ese pueblo hacen vida mineros, y justamente un militar había mandado en el helicóptero a cobrar otra vacuna, una porción de oro de aquello que explotan allí (lingote). Al aterrizar en la zona, sus tripulantes fueron arrestados por estos grupos irregulares, que mantienen dominio de la zona. Quedé impresionado.

Horas más tardes me encontraba en el hotel,  como cosa rara la luz se había ido, los huéspedes estábamos agrupados en un espacioso Lobby que contaba con planta eléctrica y wifi, me di cuenta que había cantidad de militares de rango hospedándose allí, se notaba que eran recién llegados por los temas que conversaban. Y salió de nuevo el tema de los helicópteros. Un capitán le dice a su comandante que tenían que evitar ser enviados a esa zona, el oficial superior le pedía al capitán que desconectara algún cable o viera que hacia, pero que no permitiera que los mandaran a aquella zona donde el helicóptero se perdió y donde se presume que están sus compañeros.

Mi visita fue rápida, al otro día estaba de regreso. Cuando sales de Puerto Ayacucho en dirección al norte, pasas no menos de 5 acabalas militares, en todas me pidieron bajarme del vehículo y abrir la maleta, rebuscaban entre mi ropa para ver si conseguían un paquete de algo, por ser estado fronterizo lo considere normal. De nuevo nos encontramos con el Orinoco, al cruzar la chalana vi de nuevo aquellas mujeres madres y ancianas, llegando a Venezuela con aquello que habían podido costear para alimentar a su familia. 

Ya en Apure una nueva alcabala, los militares paraban a todo aquel. Mientras mostraba mis papeles y abría mi maletero, observe como estos le quitaban a una señora un arroz de los dos paquetes que llevaba, y una harina de los dos paquetes que llevaba. Mi indignación fue tal que no me pude contener.¡Lambucio!  Proferí contra aquel Guardia Nacional, y es que mientras nuestros estados fronterizos están sirviendo para que guerrilleros extranjeros operen y nuestros militares cobardemente se escondan para no cumplir la responsabilidad de proteger nuestra soberanía e integridad territorial, estos hombrecitos vestidos de verde le quitan la comida a una anciana que ha recorrido cientos de kilómetros cruzado la frontera y cambiado un montón de bolívares, quizás la totalidad de su presupuesto, para llevar algo que comer y llega un degenerado a arrebatárselo, porque cree que por portar uniforme tiene derecho a joder a los demás.

Una vergüenza, que yo haya sido testigo de cómo rehuyen a su deber de rescatar a sus compañeros secuestrados por la guerrilla, pero si son muy avispados para martillar y lambuciar la comida de venezolanos que están pasando por mucha necesidad. Y los lambucios no sólo visten de verde, no hay que estar en amazonas para verlos. Acá mismo en el Gran Trigal en Valencia, uno puede ver cómo la policia municipal monta tarantines cazando jovencitos para quitarle dinero, amenazándolos con procesarlos por posesión de drogas. Ya pasó el tiempo de dame pa los frescos, han evolucionado al punto de la extorsión, de verdad es una pena, que nuestras Fuerzas Armadas y cuerpos policiales, estén conformados por un montón de lambucios que deshonran su uniforme y la responsabilidad que asumieron al portarlo.

Sé que aún queda gente buena en alguno de esos cuerpos, pero lamentablemente el Lambuceo parece ser ahora la principal tarea de estos. Hay un reto muy grande para los buenos y no se ve cerca el cambio.

Inicié esta pequeña descarga emocional, con la definición aportada por la real academia, pero la mejor definición de lambucio la encontraremos en Venezuela, porque es acá donde se originó.

Lambucio: 1. fig. Canalla, pobre de espíritu. 2. fig. Zul. Se aplica a la persona que pretende sacar provecho  material, aunque sea escaso, de todas las situaciones. 

Julio César Rivas
@JULIOCESARRIVAS

domingo, 12 de febrero de 2017

Honor a los jóvenes héroes del siglo XXI


Hace tres años salimos a las calles a conmemorar un hecho histórico que protagonizaron los jóvenes venezolanos al lado de José Félix Ribas. Rendíamos tributo recordando la lucha del pasado, asumiendo la lucha del presente, oponiéndonos a un sistema que ya en ese punto nos dirigía sin freno a la miseria y la humillación.

El 12 de febrero de 2014, sin duda no sólo representa un hito reciente del descontento en contra del régimen de Maduro, es la renovación del significado de juventud, de lo que estuvo dispuesta a asumir, por tanto cada 12 de febrero no sólo recordaremos aquella lucha patriota del siglo XIX, estamos obligados a enaltecer a los héroes del siglo XXI. Que sin ánimos de protagonismo asumieron con su propia vida los principios de libertad, democracia y soberanía, y ejerciendo sus responsabilidades ciudadanas fueron asesinados por los delincuentes comunistas que están atrincherados en Miraflores. 

Estuve en la calles aquel 12 de febrero, desde mi estado Carabobo encabezaba las acciones de protesta contra el régimen de Maduro, exigíamos cesará en el cargo que fraudulentamente ocupa desde la partida de Chávez a finales de 2012. Aunque ese día, para nosotros en Valencia estuvo relativamente tranquilo, no tardamos en ver la magnitud al enterarnos en la tarde del asesinato de Bassil Da Costa en el centro de Caracas y luego el asesinato de nuestro compañero Robert Redman en horas de la noche en el municipio Chacao.

Sabíamos entonces que aquello que protagonizábamos con la acción, no era una mera acción simbólica, sino que definitivamente representaba una lucha por nuestra propia existencia, luchábamos por ser reconocidos como ciudadanos libres y eso nos podía costar la vida misma.

Hoy veo entre nosotros tanto desánimo y desorientación y recuerdo con pesar las palabras de Redman aquel 12 de febrero, el plasmaba en un tuit sus contribuciones de aquel día, estaba descontento y lo expresó protestando, recibió pedradas y continuó en la calle, por ratos estuvo ahogado en bombas lacrimógenas pero tuvo pulmón para continuar allí, presenció como funcionarios del SEBIN disparaban a mansalva y aún así regreso a aquella calle para intentar socorrer a Bassil que ya yacía muerto por impacto de bala en la cabeza. 

Para Robert Redman, la apatía general, la represión e incluso la amenaza latente de perder la vida, no era suficiente para ser una excusa de rendirse, de no hacer nada. Él entendía que los grandes principios se defienden no con letras en papel, si no con acciones heroicas que se convierten en huellas imborrables en la memoria histórica. Robert, fue tiroteado en la calle Hélice de Chacao, allí su vida fue arrebatada por quienes no están dispuestos a dejarnos ser libres. Sin embargo Robert no murió como esclavo, partió de esta tierra luchando por ejercer su libertad hasta su último aliento y aunque consiguieron convertir su cuerpo vivo en un cadaver, jamás lograron doblegarlo para hacerlo obediente a lo injusto.

Robert y Bassil fueron solo el inicio de lo que fue un año intenso para muchos de nosotros, mientras había una parte de la sociedad que aún ni siquiera comprendía las razones de la entrega con la que luchábamos en la calle, quizás dirían que éramos profetas del desastre. Lo cierto es que al pasar unos pocos años, la tragedia que vivimos es la concreción de aquello que pretendíamos evitar. 

Hoy nos corresponde luchar no para evitar que algo se concrete, si no para revertir el daño al que estamos sometidos. Debemos sacudirnos de encima todas las frustraciones y el desánimo, y asumir con pertenecía el rol que el país demanda de nosotros. La libertad no será conquistada con meros deseos, debemos alcanzarla luchando por ella, somos civiles y será bajo métodos civilizados que alcanzaremos nuestro propósito, pero ningún camino cuando se lucha contra una dictadura está libre de sacrificios. Luchemos por estar en la vanguardia y rindamos honor con acción decidida a aquellos héroes que perdieron la vida, luchando por otros que en ese momento  no comprendían, que vida no es vida sin libertad.

A ustedes jóvenes de edad y jóvenes de espíritu, les deseo en este día ganado con batallas, que Dios ilumine con sabiduría sus mentes y de regocijo sus corazones para ver el futuro y luchar por él sin miedo y con la seguridad, de que cuando se lucha por el bien, el mal siempre las tendrá de perder.

Dios, Patria y Gloria.
Resistencia Hasta La Victoria.

Julio César Rivas

@JULIOCESARRIVAS