miércoles, 2 de junio de 2010

Nos Quieren Matar de Hambre


En 1932 Stalin utilizaba el hambre como herramienta contra los ucranianos, llevó a cabo la nacionalización de las explotaciones ucranianas requisando todas las tierras y el ganado privado, lo que afectó aproximadamente al 80% de la población de Ucrania, anteriormente conocida como el granero de Europa. Declaró a los productores privados enemigos del pueblo.
 Hoy en Venezuela la historia no es distinta, una regulación inconsulta, exportaciones subsidiadas de alimento, expropiación de empresas productoras, expropiación de tierras productivas, amedrentamiento con multas exageradas, expropiación de las cadenas de comercialización y distribución, ponen contra la pared al sector encargado de llenar nuestras demandas alimenticias.
 Pero eso no es todo, en los últimos días los venezolanos hemos sido testigos de una arremetida brutal en contra de la primera empresa del país, la misma que produce la harina pan de nuestra tradicional arepa, el aceite, la mantequilla, el mejor arroz de Venezuela, esa empresa es la POLAR.
Mientras el verdugo que tenemos como presidente, amenaza con expropiar a la POLAR y nos anuncia una guerra económica, los anaqueles se encuentran vacios, como siempre Chávez no tiene la culpa, la culpa es de lo empresarios que acaparan, así como la iguana tiene la culpa de que en nuestras casas la luz se vaya.
La iguana, el niño, el Gurí y la vaca corren desesperados, les pregunte porque corrían y me dijeron nos quieren lanzar otros muertos, pero esta vez por toneladas, los cadáveres están almacenados en Bolipuertos que administran cubanos en tierras Carabobeñas.
 No paso mucho tiempo, se descubren más de 32.000 toneladas de alimentos en Puerto Cabello, alimentos importados por la cadenas de MERCAL y PDVAL, el guiso se destapa, cuantos dólares aprobó CADIVI para eso, cuantos dólares recibe el encargado de la almacenadora del puerto por mantener esos contenedores con alimentos, debe ser bastante, es más lucrativo dejar perder la comida que transportarla hacia los centros de distribución.
 Y es que estos comunistas no piensan en el bienestar, solo piensan en su bolsillo, y mientras los engordan con billetes verdes, millones de venezolanos recorremos supermercados para intentar conseguir producto de la cesta básica. Mientras estos boliburgeses dejan PODRIR nuestra comida para lucrase, miles de niños comen migajas del piso.
 No solo en Puerto Cabello se descubrió ese acaparamiento criminal departe de estas empresas del estado, aparecen 800 contenedores en Tinaquillo y otros 400 en Los Guayos, cada contenedor con un aproximado de 30 toneladas cada uno, suficiente para alimentar a 10 millones de personas.
Es una estrategia del gobierno doblegarnos con el hambre para luego chantajearnos con migajas, pero este es pueblo no es bobo, no permitan que esconda este crimen, coméntelo donde puedan, transmitan el mensaje, NOS QUIEREN MATAR DE HAMBRE.

...Lo más importante es Vencer el Miedo...                                                            @JulioCesarRivas