martes, 19 de julio de 2011

Quiero Viajar Contigo


...Sabiendo que estas tan cerca, es imposible negar tu existencia. No me puedo rendir de algo que aún no he comenzado...

Viajo a mi cama y te encuentro allí, no se en que piensas, no se que quieres, intento indagar amenazado por un cuchillo que llevas en la cartera, si busco más de lo que debo.

Busco y encuentro, una mirada y un beso me hacen viajar aun mas lejos, me llevan a Oslo y me traen de vuelta, me recuerda que tanto estamos expuestos, en lo frágil que nos convertimos cuando nos flechan y que el universo es una eterna conspiración que pone a prueba nuestro corazón y nuestras decisiones.

Viajo a mi cama y no te veo, me haces falta, te siento lejos y casi me resigno a perderte, pero veo la montaña y se que estas cerca, se que la lluvia que cae frente a mi, es la misma que moja tu balcón, entonces me digo a mi mismo que rendirse ante la búsqueda de lo que quieres, es ir en contra de los planes del universo, y se, por que lo siento, que el universo anhela que tu y yo estemos juntos.

Viajo a Caracas, no he comido durante días y lo único que me acerca a ti es mi BlackBerry, me sorprendí con tu visita y esto abre un cúmulo de emociones difíciles de concertar, del sentirte perdida a tenerte tan cerca, eres posible, estas allí.

Viajo al pasado próximo, lleno de vacilaciones, desentendido de reglas en el amor, decepcionado quizás, viviendo el momento, pero alejandote a ti, cagando las posibilidades que el universo puso a disposición, arruinando las bases del sueño, siendo apresurado en tomar malas decisiones, atajos que no me llevaran a ninguna parte, te veo lejos, pero estas tan cerca.

Viajo y de nuevo estoy en mi cama, te veo y no quiero que desaparezcas, trato de expresarte en un abrazo el anhelo y el deseo de que todas las mañanas sean como esta, pero aún no te encuentro, la barrera que has puesto para tu protección no me muestra más de lo que quieres. Estas tan cerca, pero te siento lejos.

Elevo mi espíritu y puedo viajar sin restricciones, comprendo que no puedo predicar amor, si no me respeto a mi mismo y cuando en mis practica obvio resguardar la dignidad de quienes tengo cerca, revisó mis faltas y me de decido a repararlas, recupero las ganas y te siento cerca.

Viajo al futuro y estas aquí, recordamos el vino que tomamos en aquella plazoleta a las afueras de Madrid, reímos de la caída y posterior rodada cuando intentamos escalar el pico bolivar, comentamos sobre la noche que tuvimos que pasar en la comisaria por no esperar llegar a casa. Regreso y soy feliz, no por lo que he visto, si no por lo que vamos a vivir.

...Antes de poder caminar tuve que gatear, en la transición de las gateadas a los pasos, sufrí unas cuantas caídas, ya no solo camino, también puedo correr...

Quiero viajar de nuevo y encontrarte, descubrir que hay detrás de tus ojos y dibujarlo, sentirte cerca, tenerte cerca, verte cerca, el viaje sera largo y el destino desconocido, andaremos en tren, en barco y en avión, dormiremos a la orilla del delta y beberemos cocuy de penca, la travesía convertida en la herramienta de conquista de nuestros sueños.

...He comprado dos boletos uno para mí y el otro aguarda por ti, prepara tus maletas, Quiero viajar contigo...

Julio César Rivas