lunes, 2 de agosto de 2010

¿Quien más que yo para hacerlo?


¿Quien más que yo para saber lo que quiero?
¿Quien más que el sol para presenciar mi calor?
¿Quien más que tu para entender que en este momento pensamientos bellos entran en mi mente llevando como titulo tu nombre?
¿Quien más que yo se atreve a reiterarle a la chica que ama, sus profundos sentimientos?

Por que yo soy quien soy, y sueño con lo que quiero, y quiero a lo especial, y obtengo de mis sueños la esperanza, y la esperanza es la fuerza que me permite conseguir realidades, la realidades son difíciles de convertirlas en posibles, pero son tan posibles como respirar, tan posibles como en hacerte parte de mi, tan posibles como tu.

Es posible convertirte, no en parte de mi sueño, si no de mi realidad, de mi vida, de mis brazos, de mis instantes, de apretarte por la cintura y aferrarme a ti, de verte a los ojos y entregarme a tus labios, una y otra vez. Quiero dejarle mi marca, quiero ponerle mi nombre, y es posible, quien más que yo para hacerlo, quien más que tu para verlo.

No te asustes por mis sueños, asústate por lo que quiero, por que mis sueños terminan cuando despierto, y cuando despierto consigo lo que quiero.

Julio Cesar Rivas Castillo