jueves, 30 de junio de 2011

Te Encontrare


…Puedo complementar tus palabras con el sonido de la sinfónica, tratar de indagar en el mar profundo que reflejan tus ojos y justo donde no pueda respirar más, morir, morir para no despertar jamás y así evitar, que si esto es parte de un sueño no me vea en la obligación de ser halado a la realidad…

He intentado conseguirte y en el viaje perdí mis zapatos, mi cartera, mi antiguo estilo de vida y hasta mi ángel de la guarda.

Doscientas noches, doscientas mujeres, doscientos cuerpos distintos, distinto el tono de voz y el color de la piel, distintas las manos y los dedos de los pies, distinto el olor que impregnaba mis predios, distinta la profundidad de los pensamientos, nadie comparable, nadie igualable.

Te levantas, te miras al espejo e inicia el recorrido, desde la borrachera del bar y el rapidito en el hotel, hasta la borrachera en la playa y unas cuantas insistencias vagas, que no logran a lo instantáneo y te enrumban al accidente, la insistencia se transforma en capricho, el capricho en honor, y el honor en Amor, y luego en hasta luego, un adiós doloroso, huecos en tu vida de meses de acostumbramiento, varios desvíos, pero nulo el encuentro.

Te levantas una vez más y el deseo es el mismo, te tengo que conseguir, recorro el país y desgraciadamente las variables aumentan al aplicar la regla: ``pueden ser todas hasta que se demuestre lo contrarío. ´´ Te veo, te conquisto, te tengo, te descubro e inicio otro desvió, sentirte a través de mis dedos mientras recorro cada parte de tu cuerpo, fotografió cada milímetro de tu anatomía para resguardarlo en copia oculta en baúl de mis recuerdos, te beso y así archivo tus sabores y luego de todo esto sin dejar de ver los detalles de tus pezones, logro hacer que tu y yo seamos uno solo, elevados hasta donde el techo lo permita, caída, se acabo el desvió, se volvieron mas pesadas las cadenas, pero debo continuar, debo seguir buscando.

Busco y encuentro, me enamoro y me golpeo, si sigo miento, creo que tenia que aclararme que buscaba, antes de iniciar esta búsqueda, creo que me debo buscar a mi mismo, perdón por hacernos daños, gracias por enseñarme a vivir.

…Puedo complementar mi búsqueda uniendo todos tus rostros y haciendo un cuadro, juntando todas las voces y hacer música, convirtiendo en sustancia todos tus olores y producir un perfume, describir en papel todas las sensaciones y hacer un libro, luego juntar todos estos elementos hasta tener un mapa, un mapa que me lleve a ti, un mapa que no tenga desvíos y que tampoco tenga fin…

Llegare a ti juntando todos tus nombres, hasta lograr escribir uno solo.

Julio César Rivas

No hay comentarios: