sábado, 4 de junio de 2016

Seamos Leales

(Opinión)

La lealtad se describe así: "s
entimiento de respeto y fidelidad a los propios principios morales, a los compromisos establecidos o hacia alguien".

Al iniciar los esfuerzos para unificar en torno a ejercer resistencia a este régimen oprobioso, manifesté en todo momento cuales eran los propósitos en los cuales nos enfocábamos. No importaba la religión, la profesión, el color de piel, las doctrinas ideológicas. Nuestro fin era debilitar los pilares que sostenían el régimen chavista, hasta derribarlo.

En el camino iba logrando sumar voluntades, entre ellas las de jóvenes decididos, el fervor era constantemente contagiado de unos a otros, siempre había combustible en nuestros corazones para no retroceder a pesar de las consecuencias que generaban nuestras acciones retadoras del sistema. 

Carlos, era uno de los más fervientes, un día cuando hacíamos frente a una escalada de represión policial, fuimos sometidos. Una vez en el suelo varios oficiales cargan sus escopetas y apuntan a nuestra cabeza a muy poca distancia, en ese momento Carlos saca su credencial y se identifica como agente de inteligencia. A él nunca más lo vi, pero él no era traidor, era un infiltrado.

Por ese y otros episodios, diseñe una estructura de toma de decisiones que dificultará la presencia de agentes encubiertos en nuestra coordinacion. Solo amigos muy allegados formaban parte del consejo fundador, intentábamos lo mismos en las direcciones y coordinaciones operativas.

Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo íbamos sumando más y estos lograban ocupar cargos en la dirección. Su propósito no era el que nos unió a los primeros, unos por moda, reconocimiento o quizás creyendo que esto se trataba de alguna fuente para vivir de ella, fueron desvirtuando nuestro accionar, haciendo incluso más daño que los SEBIN que en su momento nos habían logrado infiltrar.

Pero nos hemos sabido sobreponer a estas dificultades y fortalecer para evitar que se repita. Hemos dado demostraciones de coraje y decisión, sin embargo aún no honramos el compromiso que nos llevó a unirnos, a luchar y a que algunos de los que convocamos les costará la vida.

Hoy cuando veo que algunos llaman a diálogo, recuerdo el ataúd de Robert, me pregunto si él será convocado a esa mesa de negociación. También recuerdo que después de más de 96 días de protestas en Ucrania un parlamentario le pidió a los protestantes ceder y a cambio tendrían elecciones en 10 meses, ellos en resistencia, leales consigo mismo y con los que cayeron por el propósito, decidieron continuar sin negociar, el gobierno cayó a las horas.

Por lo que he vivido no suelo confiar en hombres, por lo que he luchado sé que los principios que unen tienen más fuerza. A ellos invoco hoy, a los mismos que nos convocaron a la calle, por los que muchas veces pasamos hambre, esos mismos que ocasionaron heridas y contusiones en nuestro cuerpo, por los que nuestros compañeros fueron asesinados. 

Digamos ¡Ya Basta!, y seamos leales con nuestro firme propósito de vivir en libertad. 

@JULIOCESARRIVAS

No hay comentarios: