domingo, 21 de agosto de 2016

Uno Solo No Basta

(Opinión)

 He participado activamente en las luchas cívicas que la sociedad venezolana ha protagonizado en las últimas dos décadas, tengo 29 años y la mitad de estos los he dedicado año a año participando en jornadas que han quedado en la memoria histórica del país. Desde las grandes marchas del 2002, hasta las intensas protestas de 2014. Huelgas, marchas, pintas, giras, elecciones y campamentos. 

En los ultimo 10 años asumí la vanguardia de las acciones que los jóvenes hemos desarrollado para debilitar al régimen comunista y delincuente que rige a Venezuela. En ocasiones esa acción me ha honrado con reconocimientos y oportunidad de representar y ser la voz de mis connacionales. En virtud de esa experiencia, humildemente les pido, permítanme su atención en los siguientes párrafos.

Para muchos tener tantos años de experiencia al frente de una causa debe ser motivo de orgullo, pero para nosotros debe ser motivo de alarma. Y es que aparte de reconocer la insistencia y el valor agregado de resistir a tanto oprobio, humillación y reprensión, debemos evaluar que nos ha impedido derribar las bases que sostienen a este régimen y alcanzar la conquista del poder político. 

Y yo que no hablo en base a suposiciones, si no que que analizó lo vivido, puedo decir que en gran parte se debe a la falta de entendimiento y acuerdo entre aquellos que lideran grupos políticos, gremios y civiles organizados, así como también entre individualidades con influencia. Creyéndonos cada uno dueños de la razón, nos encerramos en nuestra verdad, condenamos la crítica y anteponemos al interés nacional muchas veces la pasión de nuestras ideas y otras tantas nuestros cálculos políticos. 

Durante la huelga de hambre de 2009, en plenas conversaciones con la OEA y el régimen de Chávez, algunos representantes políticos influyeron para levantar la huelga y arruinaron así la posibilidad de liberación de los policías metropolitanos que aún hoy se encuentran tras las rejas. Para que prevaleciera la unidad me conserve los detalles y adelante acciones independientes durante varios años más para conquistar los objetivos planteados. Durante las protestas de 2014, el sacrificio, la tortura, la prisión y ls muerte de varios compañeros, quedó en esfuerzo vano, porque en primer lugar no todo el liderazgo opositor estuvo de acuerdo con las protestas y aquellos que nos animamos a salir, no supimos ponernos de acuerdo para definir un objetivo unitario, la lucha se dispersó y de aquellas jornadas, queda el nombre de nuestros héroes caídos y la de varios líderes importantes entre la listas de presos políticos y exiliados.

Este año, el liderazgo de los partidos se tardó en elegir la herramienta a usar para concretar el cambio político, porque cada líder proponía una y los otros veían el nombre del proponente y no la herramienta como tal. Esas actitudes me han llevado a manifestar posiciones de disconformidad con el papel que ha desempañado la MUD, incluso a cometer indisciplinas que también son merecedoras de la crítica, porque aunque a veces tengamos razón, debe privar primero el interés general de la nación, porque estamos en circunstancias extraordinarias.

Dicho esto y asumiendo que el reto que tenemos por delante, es mi deber y responsabilidad alertar que el diseño de comandos de campañas excluyente debilita el espíritu unitario que en este momento debe reinar. No cabe en estos momentos cogollos dentro de cogollos. La Unidad debe ser el reflejo de las propuestas, ideas, voces y decisiones de todos sus integrantes. Discriminar o menospreciar a alguna organización, sin duda generará disconformidad y a su ves desmovilizara.

También debemos ser responsables y priorizar nuestra estrategia enfocándonos en el cambio de régimen, de este autoritario, dictatorial y delincuente, por uno democrático. Y eso lo concretaremos derribando el muro que representa Nicolás y su pandilla de cómplices que han arruinado a Venezuela. Por tanto aquellos que tenemos aspiraciones políticas personales debemos ponerlas al lado por un momento para remar juntos por la conquista del referéndum revocatorio. Entiendo que los doctores quieran tener instrumentos y hospitales adecuados para ejercer sus conocimientos de forma plena, también entiendo que los estudiantes de arquitectura quieran idear los mejores edificios, así como los políticos desean escalar y ocupar las primeras posiciones de la administración pública, sin embargo, con el muro intacto, nada de esto será posible o útil, todo quedara en sueño. Es necesario derribar el muro primero.

Y más allá de compartir esta reflexión y pedirte que la compartas con aquellos que lideran y tienen influencias en las organizaciones políticas del país. Te pido también que no esperes, que líderes el piso de tu edificio, tú condominio, tú calle o tu sitio de trabajo. Que te organices para asistir a Caracas este primero de septiembre, que desempolves la bandera de Venezuela y que sientas orgullo de ondearla ese día.

No basta con nuestra sola participación, no basta con nuestro ánimo, tenemos que sumar a otros y con ellos activar en disciplina no violenta. Toma tu agenda telefónica, organiza desde tu ciudad caravanas sigilosas que salgan con uno o dos días de antelación. Conforma un equipo que se encargue de los detalles logísticos, hidratación y alimentos, otro de comunicación que documente con imagen y vídeo todo lo que transcurra desde tu ciudad a Caracas, prepara carteles en español y también en inglés, recuerda que nos interesa que el mundo sepa lo que aquí pasa. Si vives en Caracas contacta a tus conocidos que vienen de otras ciudades y ofréceles alojamiento, pide a los padres de las iglesias que faciliten la iglesia para que los que van desde la provincia puedan pernoctar.

El 1ero de septiembre será una fecha histórica, que sea exitosa depende de cada uno de nosotros, uno solo no basta. 

Julio César Rivas

@JULIOCESARRIVAS



Enviado desde mi iPhone

2 comentarios:

Alba maria pernalete dijo...

Asi es..!todo el pais esta viviendo esta pesadilla,y somos mayoria los que queremos REVOCATORIO.vamos a pedir que Caracas ese dia sea la cuna para el resto del pais y le haga honor al Himno Nacional." Seguid,el ejemplo que Caracas dio".!Gracias por esa reflexion.

gregorio jose dijo...

Cuando más deseas algo, es cuando más debes luchar.
*Gregorio José Pérez Ortega
@gregoriojosep


Hemos visto con agudos ojos lo que un régimen es capaz de hacer, y ciertamente hemos agudizado los sentidos para entender las acciones que este régimen va demostrando cada día, vemos lo que se empeña en dejar ver, pero hemos aprendido a ver más allá de lo evidente, no con los ojos, sino con los ojos, parece enredado, pero así ha tejido sus redes este régimen, los medios de comunicación están silenciados, la mayoría por complacencia monetaria, otros por obligaciones monetarias, y unos pocos por las limitaciones monetarias, es decir, el dinero ha refrenado o ha tergiversado los hechos noticiosos, pero hemos desarrollado la capacidad visual compartida, las redes sociales han ampliado nuestro sentido de la vista, ahora sin movernos de nuestros sitios vemos lo acontecido en los diversos puntos cardinales, y en todas las visiones vemos el CAMBIO, sentimos el cambio y mejor aún, escuchamos al cambio, no es de la noche a la mañana, no es calmadamente que este se va produciendo, hemos dejado huella y muchos han dejado su vida en el camino, y aun así hemos oído la frase, «Para negociar hay que tener paciencia y tratar de empatizar», es la acción real de los negociadores la que va definiendo el resultado, hemos soñado con despertar y haber culminado todo, vamos con emoción a una marcha y anhelamos que al final todo esté resuelto, y salen las voces del régimen y gritan, no hicieron nada, hemos vencido y ustedes han vuelto a perder, y en realidad así lo sentimos, pero cada vez logramos más, y este régimen menos. Es ahí cuando cobra vida la otra frase, «El uso de la fuerza, solo se emplea cuando se considera que hay riesgo para otras personas y se considera que no hay más alternativas». Muchos dirán hace tiempo que estamos en riesgo, pero en realidad, solo estamos a las puertas del CAMBIO y siempre hay temor, miedo y angustia cuando llega el momento de avanzar, Yo creo que falta voluntad política por parte de los actores para iniciar una negociación, pero es hora de recordar quienes son los valientes, es hora de enfrentar a todos con la misma cara, es hora de mantener la lucha sin perdidas, ellos, ustedes y nosotros deben convertirse en un solo actor, cuya expresión sea la conjunción de las fuerzas, la ideología dominante aquí moviliza todo su arsenal para impedirnos llegar a una conclusión, ellos prefieren una salida radical, así pueden justificar sus acciones, muchos de los adversarios solo creen en soluciones radicales, porque ven que sin fuerza bruta no hay contundencia. Hemos visto como la razón y la JUSTICIA son el camino, en esta coyuntura precisa, la política emancipatoria radical se enfrenta a su mayor desafío: cómo llevar las cosas más allá después de que la primera etapa entusiasta termina, cómo dar el paso siguiente sin sucumbir a la catástrofe de la tentación “totalitaria”. Muchos se convencen de forma más radical con el uso de la palabra que con el uso de las armas. Ahora es cuando debemos LUCHAR con la fuerza de las ideas, la palabra y demostrar la ACCIÓN.